ENVÍO GRATIS PARA LOS PEDIDOS DE MÁS DE $99

No tiene artículos en su carrito de compras.

0

EL NOVATO - La infografía Dainese homenaje a VR46

22/03/2015

LA INFOGRAFÍA DAINESE HOMENAJE A VR46

 

Dainese regala a todos los fan del Dottore una infografía para celebrar los 19 años en el mundial de motos (y los 9 títulos conseguidos) de Valentino Rossi a través de sus adversarios más representativos, jóvenes y no tan jóvenes, aun en competición o retirados desde hace tiempo.

El artículo que acompaña "El Debutante" cuenta, generación a generación, todas las curiosidades y algunos episodios inéditos sobre los 10 grandes rivales de un cierto piloto de carreras con el número 46 ¡(cita de @ValeYellow46)!

 

 

Rossi y sus rivales

 

La grandeza de un campeón se mide de muchas maneras. Normalmente con los resultados, pero tampoco hay que olvidar a los rivales.

En 19 temporadas de mundiales Valentino Rossi se ha cruzado en la carretera con decenas de pilotos, luchando contra auténticas leyendas del motociclismo como Biaggi y Lorenzo, pero también con personajes hoy casi olvidados. Por casi por todos, pero no por Valentino que recuerda con una memoria increíble cada carrera, cada adelantamiento y, sobre todo, cada rival. Por lo demás, a la pregunta "¿Quién ha sido el piloto que te ha dado más miedo en la pista?", Rossi respondió: “Konishi, un japonés que corría en 500. Era rapidísimo...incluso en la pit lane, y tenías que vigilar cuando salía o entraba en boxes. Y de vez en cuando se olvidaba de frenar...".

 

Bueno, ahora es el momento de salir para una larga carrera. Veinte años de mundial y de rivales...

 

1997: Noboru Ueda

Cuando Valentino llega al mundial de 125 en 1996, la escuela japonesa lleva el mando. Haruchika Aoki consigue el título, por delante de Tokudome y Manako. Después dos españoles, hoy managers con gran éxito: Emilio Alzamora, “el descubridor” de Márquez y Jorge Martínez, propietario de un equipo MotoGP.

Rossi se convierte en campeón en 1997 batiendo a Noboru Ueda, un gran contrincante como casi todos los compatriotas, pero también un enamorado de Italia, gracias a los contratos con equipos italianos, a los cuidados del doctor Costa que le reconstruyó una mano y... ¡a las tagliatelle! Hoy es un apreciado oteador de jóvenes pilotos nipones.

 

1998 – 1999: Loris Capirossi

Rossi llega a la 250 y a Aprilia en 1998 pero tiene que luchar contra un dúo terrible, también con la moto italiana: Loris Capirossi y Tetsuya Harada. El italiano ha sido el primer piloto debutante campeón del mundo (en 1990 y 1991 con 125), pero también un tipo verdaderamente duro, capaz de luchar fortísimo, arriesgando mucho. Histórica es la vuelta en la clasificación, realizada como si le fuera la vida en ello, que hacía de Loris un poleman sin rivales. Harada era más frío, estilísticamente perfecto, casi un láser que trazaba trayectorias prodigiosas. El japonés perdió el mundial de 1998 en la última carrera debido a una entrada muy "arriesgada" de Capirossi. Rossi conquistó el título de 250 en 1999.

Hoy Harada es un experto jugador de golf, mientras que Loris trabaja como comentarista televisivo, responsable de la seguridad de los pilotos y es padre de familia.

 

2000: Kenny Roberts Junior

Lo que no te esperas, pero que al final pone todo en su lugar. El californiano, hijo de uno de los más grandes pilotos de la historia (KR Senior), no parecía destacar en exceso y conducía una Suzuki netamente inferior a la competencia de Honda y Yamaha. Y sin embargo, aprovechando las carreras con lluvia de la temporada, los errores de Rossi en el debut con la monstruosa Honda NSR 500 y el escaso feeling de Biaggi con Yamaha, se convirtió en el número uno. Un héroe de la clase trabajadora, quizás, pero también un piloto sólido e inteligente que hoy vive en California, juega a golf y produce vino de calidad.

 

2001-2002: Max Biaggi

Es la rivalidad más fuerte, la que desencadenan los medios, no solo los italianos. De hecho, fue la prensa inglesa la que bautizó la "guerra" entre los dos campeones italianos con el sugerente término de Spaghetti Duel. Dos caracteres fuertes, dos grandes pilotos, dos maneras de hacer muy diferentes. Biaggi es un perfeccionista poco inclinado a bromear, Valentino desde joven destaca por sus ocurrencias: la muñeca hinchable en la vuelta de honor, el dedo medio levantado después de un adelantamiento... Pero también el desagradable enfrentamiento en Barcelona en 2001 y alguna broma demasiado pesada. Los dos se odian, pero el tiempo nos ha dejado dos grandes campeones que han hecho grandísima la escuela italiana en la primera parte de los años 2000. Digámoslo así: ¡Italia era demasiado pequeña para Vale y Max! Biaggi es padre de familia, comentarista televisivo y piloto de pruebas Aprilia. Quizá lo volvamos a ver dentro de poco en una carrera. Un verdadero fenómeno de altos vuelos.

 

2003 - 2004: Sete Gibernau

O cuando una tragedia te transforma... Sete era un chico guapo de la Barcelona que importa, rico y de buena familia. Corría con pasión (además es descendiente de la familia Bultó, los de las motos Bultaco) pero sin obtener grandes resultados. Después, en 2003 en Suzuka, después del accidente mortal de Daijiro Kato, Gibernau se convierte en el piloto de referencia del equipo Movistar Honda. Y, en un momento, se hizo grande. Rival acérrimo de Rossi en 2003 y 2004, llegó dos veces segundo con Honda. Y después, rápidamente: el paso a Ducati, la boda con una top model y el final de la carrera. Ahora es un habitual del mundo del show-business. Lo llevaba escrito en el ADN...

 

2006: Nicky Hayden

Ha sido el único en derrotar a Rossi en su momento de oro, en una temporada extraña en la que Yamaha se equivocó en la M1 para Valentino y el americano sacó su grandísimo carácter. “Never give up”, nunca te rindas, es su lema y, cuando llegó a Valencia, en la última carrera, para jugarse el título, se produjo el milagro: Hayden en el podio y Rossi en el suelo al principio de la carrera. Por una vez el soldado raso había ganado al capitán.

 

Casey Stoner

Un chico duro, pero frágil, un piloto increíblemente rápido y con talento, pero también una personalidad controvertida. Casey es el chico que mantenía a la familia ganando las carreras en Australia. Pocas sonrisas, grandes sacrificios y una serie increíble de caídas que hicieron que se ganase el injusto mote de Rolling Stoner. Cuando consiguió dos de las mejores motos (Ducati en 2007 y Honda en 2011) no tuvo ninguna piedad con los rivales. Victorias secas, sin concesiones, con verdadera furia. Pero también la debilidad física y la mental: con 27 años, en Francia, sorprendió a medio mundo y anunció su retirada en 2012. Casey el rápido se salió del camino marcado, para irse a Australia a pescar, a cazar con arco y a estar con su familia. De vez en cuando hace pruebas para Honda. Aun es fortísimo, pero ha jurado que no volverá nunca más.

 

Jorge Lorenzo

De niño y en los primeros años del mundial era famoso por su cara. Siempre bronceada, sin una sonrisa: era un chico triste que se divertía poco. Con los años ha mejorado, pero sobre todo se ha convertido en el piloto con más estilo de la MotoGP. Verdaderamente agradable para verlo, perfecto en las trayectorias, no le gustan demasiado las finales, pero cuando las cosas van bien, impone ritmos despiadados en la carrera. Un rival tremendo que Rossi se encontró en su equipo a partir de 2010 y con el cual, gradualmente, ha comenzado un bonito desafío humano y deportivo. Lorenzo tiene una característica: como muchos animales "marca" el territorio. De hecho, después de una victoria, planta en el circuito una bandera con su símbolo, una X dentro de un círculo, el signo de que ahora esa es "tierra de Lorenzo".

 

Dani Pedrosa

Probablemente el talento más grande nunca visto para las motos de cilindrada pequeña y mediana (fue campeón en 125 y en 250) con las cuales habría podido ganar al menos una decena de títulos mundiales. Obligado a pasar a MotoGP siempre ha sufrido debido a su físico verdaderamente delgado y menudo. Más que un gladiador en la pista parecía un chiquillo que se hubiese colado en el circuito. Pero su clase y un talento fuera de lo común le han permitido estar siempre entre los mejores corredores en los últimos nueve años. Y ello a pesar de una impresionante serie de accidentes. Nadie lo diría, pero Dani es verdaderamente duro.

 

Marc Márquez

El niño prodigio que ha ganado ya cuatro mundiales entre 125, Moto2 y MotoGP. No se le puede catalogar en ninguna categoría ya que, dado que es un verdadero as, está fuera de cualquier clasificación. Parece siempre que vaya a salir volando fuera de la pista, ataca continuamente a quien intenta estar delante de él, se equivoca mucho, pero se recupera de una manera prodigiosa. Parece un videojuego llevado al máximo nivel de dificultad, y quizás, es el piloto más moderno y reactivo nunca visto. Apreciadísimo por Honda, es realmente un hueso durísimo de roer para todos: desde que está en MotoGP ha dejado poco más que las migas a los rivales. Y pensar que hace solo unos años era un niño que pedía a Rossi un autógrafo. Hoy es el líder de un potentísimo motociclismo español.

Informativa
Utilizamos nuestras cookies y las de terceras partes para mejorar tu experiencia de compra, analizando la navegación del usuario en nuestro sitio web. Si continuas navegando, aceptas el uso de estas cookies. Para más información, te rogamos leas nuestra Política sobre Cookies
x